A beneficio de inventario

A beneficio de inventario

Actitud sucesoria del heredero testamentario, legítimo o de una y otra especie que sujeta su aceptación hereditaria al resultado positivo para él del haber del de cuius; es decir, sujeta a que el activo patrimonial supere al pasivo, a las obligaciones y cargas de lo transmitido y de la transmisión.

De tal forma se excluye en absoluto la confusión de patrimonios, propia de la aceptación pura y simple, entre el de cuius y el heredero, obligado entonces a responder ilimitadamente por su causante. (v. BENEFICIO DE INVENTARIO.)

Explicación:

La expresión "a beneficio de inventario" se refiere a la postura adoptada por un heredero testamentario, legítimo o de cualquier otra especie, al aceptar una herencia. Esta elección implica que el heredero condiciona su aceptación a que el valor neto de los activos heredados (haber del de cuius) sea positivo, es decir, mayor que el pasivo y las obligaciones asociadas con la transmisión hereditaria.

Al optar por esta modalidad, se evita completamente la confusión de patrimonios, que es característica de la aceptación pura y simple. En la aceptación pura y simple, el heredero asume una responsabilidad ilimitada por las deudas del causante, mientras que al aceptar a beneficio de inventario, el heredero limita su responsabilidad a la diferencia entre los activos y pasivos heredados.

Ejemplo:

Imaginemos que Juan es el heredero testamentario de su abuelo. Antes de aceptar la herencia, Juan decide hacerlo "a beneficio de inventario". El activo de la herencia incluye propiedades y cuentas bancarias por un valor total de $200,000, mientras que el pasivo, que incluye deudas y obligaciones del abuelo, asciende a $150,000. Al aceptar a beneficio de inventario, Juan condiciona su aceptación a que la herencia tenga un valor neto positivo, es decir, que la diferencia entre el activo y el pasivo sea mayor que cero, en este caso, $50,000. Si las deudas superan este valor, Juan no asumirá la responsabilidad personal de cubrir la diferencia con sus propios recursos.

Este ejemplo ilustra cómo la elección "a beneficio de inventario" permite al heredero protegerse financieramente y limitar su responsabilidad a los activos heredados, excluyendo deudas que superen el valor de la herencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir