A días o a meses vista

A días o a meses vista

En las letras de cambio giradas con esta fórmula se entiende que se deja pendiente de la voluntad del tenedor la determinación del vencimiento del documento. Cuando el tenedor fija el vencimiento, el término corre desde el día siguiente al de la aceptación o el protesto por falta de ella.

Explicación:

La expresión "a días o a meses vista" se utiliza en letras de cambio para indicar que la fecha de vencimiento del documento queda a discreción del tenedor, es decir, la persona que tiene la letra de cambio en su posesión. En este caso, el tenedor tiene la facultad de determinar cuándo la letra de cambio vencerá, según sus necesidades o acuerdos comerciales.

Cuando el tenedor decide establecer la fecha de vencimiento, el plazo comienza a contar desde el día siguiente al de la aceptación de la letra de cambio o al día del protesto en caso de falta de aceptación. La aceptación se refiere a la aceptación formal del deudor (librado) para cumplir con el pago según lo especificado en la letra de cambio.

Ejemplo:

Supongamos que Juan emite una letra de cambio "a 60 días vista" a favor de María. En este caso, Juan le da a María la opción de decidir cuándo la letra de cambio debe vencer, dentro de un plazo máximo de 60 días. María podría optar por fijar la fecha de vencimiento en 45 días a partir de la fecha de emisión. En este escenario, el plazo de 60 días comenzaría a contar desde el día siguiente al de la aceptación de la letra de cambio (o al día del protesto si no se acepta), y María deberá realizar el pago antes del vencimiento acordado. La flexibilidad de "a días o a meses vista" permite adaptar la fecha de vencimiento a las necesidades de las partes involucradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir