A limine

A limine

Locución latina. Desde el umbral o desde el comienzo. En el uso forense, suele referirse al rechazamiento de una demanda o de un recurso sin fundar la resolución, por evidente improcedencia.

Explicación:

La expresión "a limine" se utiliza en el ámbito forense para denotar el rechazo de una demanda o recurso desde el inicio, sin entrar en los fundamentos de la resolución. Este término se aplica cuando la falta de procedencia de la solicitud es evidente y no requiere un análisis detallado.

Ejemplo:

Imaginemos que una parte presenta una demanda ante un tribunal, pero la petición carece de base legal sólida y es manifiestamente inadmisible. En este caso, el juez podría decidir rechazar la demanda "a limine", indicando que no es necesario profundizar en los argumentos o méritos de la solicitud debido a su evidente falta de procedencia. La decisión se toma desde el umbral del proceso legal, sin entrar en una revisión exhaustiva del caso, ya que la improcedencia es clara desde el principio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir