A mano armada

A mano armada

Califica y agrava la delincuencia en que se refuerza la acción criminal y la intimidatoria de las víctimas con la exhibición de armas, blancas o de fuego, por los agresores, hagan uso de ellas o no.

Explicación:

La expresión "a mano armada" se utiliza para calificar y agravar un delito en el que los perpetradores refuerzan la acción criminal y la intimidación de las víctimas mediante la exhibición de armas, ya sean blancas (cuchillos u objetos punzantes) o de fuego (armas de fuego), independientemente de si hacen uso efectivo de las armas.

Este término a menudo se asocia con robos o asaltos en los cuales la presencia de armas, aunque no sean utilizadas directamente, intensifica la gravedad del delito y la amenaza percibida por las víctimas.

Ejemplo:

Imaginemos un robo en una tienda donde los asaltantes ingresan mostrando pistolas, pero no llegan a disparar durante el acto. Aunque las armas no se utilicen físicamente, el hecho de que los delincuentes exhiban armas de fuego durante el robo puede clasificarlo como un robo "a mano armada". Esta categorización aporta una mayor gravedad al delito, ya que la presencia de armas crea una amenaza significativa y aumenta el riesgo para las víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir