A posteriori

A posteriori

Locución latina y castellana para la demostración que consiste en ascender del efecto a la causa, o de las propiedades de una cosa a su esencia. Es también el razonamiento fundado en hechos de la experiencia científica o histórica del hombre.

Explicación:

"A posteriori" se utiliza para describir un tipo de razonamiento o demostración que se basa en evidencia empírica, experiencia científica o hechos históricos. En este contexto, se refiere a la inferencia lógica que se realiza a partir de observaciones y datos concretos para llegar a conclusiones generales.

El término también se emplea en filosofía y epistemología para denotar un tipo de conocimiento que se adquiere mediante la experiencia sensorial o empírica, en contraste con el conocimiento "a priori", que se obtiene independientemente de la experiencia.

Ejemplo:

Si alguien observa que cada vez que llueve, las calles se mojan, puede realizar un razonamiento "a posteriori" para concluir que la lluvia es la causa del mojado de las calles. En este caso, la observación de hechos concretos (calles mojadas después de la lluvia) se utiliza para inferir la relación causal entre la lluvia y la humedad en las calles. Este tipo de razonamiento se basa en la experiencia concreta y los datos empíricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir