¡Y dos huevos duros!

¡Y dos huevos duros!

Se dice para mostrar desacuerdo con algo o para negar firmemente las afirmaciones o propuestas de otros. Así que mientras tú te vas al cine yo me quedo en casita limpiando… ¡Y dos huevos duros!

La frase procede de la escena más famosa de la película de los hermanos Marx Una noche en la ópera (1935), la del camarote atestado de gente. La repiten constantemente Harpo Chico y Harpo (este haciendo sonar su bocina) cuando Groucho llama a los camareros para pedir algo de comer.

V. El camarote de los Marx. ||¡Más madera!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir