Y lo que te rondaré, morena

Y lo que te rondaré, morena

Se dice para señalar que un asunto va a durar aún mucho tiempo, que algo se va a repetir. Las obras de reforma van para largo. Llevamos ya ocho meses, y lo que te rondaré, morena.

La frase nos remite a los cortejos amorosos de otros tiempos, al mozo que, empeñado en conseguir el amor de una chica, la rondaba con insistencia.

Ejemplo Ilustrativo:

Laura le prometió a su amigo Juan que lo ayudaría a preparar su tesis doctoral. Después de unas semanas, él le recordó sobre la promesa, y ella respondió: "Tranquilo, Juan, todavía tenemos mucho trabajo por delante. Esto apenas comienza, y lo que te rondaré, morena. Seguiremos trabajando juntos en esto durante un buen tiempo".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir