Y santas pascuas

Y santas pascuas

Con esta expresión damos por zanjado un asunto o por terminada una discusión. Pues para que no haya problemas, no vamos a comer ni donde tus padres ni donde los míos. Nos quedamos en nuestra casita y santas pascuas. Se trata, en suma, de que no haya problemas, de que no se estropee la armonía, la fiesta (v. Tengamos la fiesta en paz).

La Pascua es la fiesta con la que los judíos conmemoran la huida de Egipto. El término deriva del hebreo pesach, que significa ‘salida’ y también ‘paso, tránsito’ y, según algunos, podría aludir también al paso del ángel exterminador por las casas de los egipcios para dar muerte a todos los primogénitos.

El sentido positivo que tiene en español la expresión Más contento que unas pascuas (v.) se debería al primer hecho; el negativo de Hacerle a alguien la pascua (v.), al segundo. La religión católica aplicó el término a la Resurrección —paso de la muerte a la vida de Cristo—. En la actualidad, conservando el sentido festivo original del término hebreo, llamamos por antonomasia pascuas a las fiestas de Navidad. V. Y andando.

Ejemplo Ilustrativo:

Después de discutir sobre dónde pasar las vacaciones, Juan y María finalmente decidieron quedarse en casa y celebrar en familia. Juan dijo: "Nos quedamos en nuestra casita y santas pascuas. Será un tiempo tranquilo y agradable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir